Justicia,Economía,Derecho y Política.El enredo filosófico

Martín Vilches, Marina. 1ºBach.C

IES Santa Clara, Santander.Cantabria.España , curso 2011-2012

Justicia, Derecho, Economía y Política

El enredo Filosófico.

 

 

Introducción:

 

En este trabajo, he querido plasmar la importancia e interrelación de la economía, el derecho, la justicia y la política en la sociedad actual, así como la influencia de la ética y la moral en estas.

Para ello, me he basado tanto en la filosofía de Amartya Sen, reflejada en su nueva obra ‘’La Idea de la Justicia’’, como en la de Aristóteles, en especial en su obra ‘’Moral a Nicómaco’’.

 

La filosofía se puede interpretar y expresar de modos distintos, espero saber reflejar el mío en esta exposición.

 

 

1)    ECONOMÍA

El desarrollo económico  se basa en la expansión de libertades reales, de capacidades individuales  y exige la eliminación de las principales  fuentes de privación de libertad.

Un ejemplo de economía ligada con la justicia, sería la extrema pobreza. Una sociedad tan supuestamente desarrollada como la nuestra, que hace gala de tener como máxima prioridad la igualdad a todos los niveles no puede, o al menos no debería permitir, que todavía haya gente en el mundo muriéndose de hambre o mismamente por enfermedades, ya que carecen de los recursos económicos tanto para comprar alimentos como para comprar medicinas; todo esto, teniendo en cuenta que cada día desechamos en el primer mundo una cantidad importante de comida, todavía en hora de ser consumida.

El modelo actual de sociedad política supone que la economía tiene un papel central y se relaciona con la idea (filosófica) de Justicia.

En verdad esto es en su mayor parte simple teoría, ya que en estos tiempos de crisis (un ejemplo podría ser España), el sector económico protagonizado por los bancos, ha llevado  o  ayudado a llevar al país a la ruina económica; sin embargo, son estos los que se llevan las ayudas económicas ofrecidas por la Unión Europea, mientras que sus dirigentes se ‘’retiran’’ con una suma de dinero desproporcionadamente alta.

 

2)    DERECHO

La base del derecho  es el derecho a la libertad en cualquiera de sus formas, siempre y cuando la libertad de los otros no sea violada.

La libertad no es mera contención de un poder amenazante. Si esta garantía de no ser molestados por el poder no se nutre de capacidades efectivas, la libertad queda anulada. Si la garantía no se cumpliera, estaríamos haciendo caso omiso del derecho de las personas involucradas, y por lo tanto, violando la ley y con ello, despreciando la justicia.

 

Debemos alejarnos del culto a la no interferencia. Las sociedades deberían ser conjuntos de personas individuales luchando de manera activista por la libertad común, recurriendo al derecho y la justicia para lograrlo.

El Estado debe asegurar que las libertades individuales no solamente existen, sino que todo el mundo tiene el derecho de experimentarlas.

Hay una serie de derechos que la gente debería tener, pero ¿esos derechos, pueden ser realizables,  o son simplemente una utopía?

 

3)    JUSTICIA

No debemos intentar construir un modelo de justicia perfecta sino ofrecer claves para evaluar las realizaciones sociales.

Parece que la filosofía política occidental ha quedado encantada con la posibilidad de descubrir la clave de la justicia perfecta, oscureciendo el camino para hacer más justa la vida; lo que importa no es el magnífico equilibrio de las instituciones, sino la experiencia, el caso concreto.

Hay que realizar un enfoque comparativo: evaluar una situación concreta para advertir mejoras necesarias.

Lo que realmente nos impulsa es reconocer injusticias remediables en nuestro entorno que quisiéramos suprimir. El combate a la injusticia proviene de ir suprimiendo progresivamente los obstáculos a la libertad.

Una sociedad justa asegura opciones a sus miembros, discute en público diversas ideas  y otorga poder a sus ciudadanos. El corazón de la justicia no está en la neutralidad del Estado sino en el poder de los individuos. Todo esto es la base de la democracia.

‘’ ¿Es la justicia un ideal, o algo que en verdad pueda guiar nuestras decisiones prácticas y encauce nuestras vidas?’’

La justicia es una cualidad moral que obliga a los hombres a practicar cosas justas, y es causa de que se hagan y de que se quieran hacer. La misma observación puede hacerse respecto de la injusticia.

La justicia y la injusticia pueden entenderse en muchos sentidos.

Debe llamarse justo al que obedece a las leyes y al que observa con los demás las reglas de la igualdad, según Aristóteles, pero, ¿y si nuestra moral considera estas leyes injustas?

La justicia es la virtud completa; todas las virtudes se encuentran en el seno de la justicia.

 

 

4)    POLÍTICA

‘’Nosotros que frecuentemente glorificamos nuestra tendencia de ignorar la razón, instalando en su sitio la fe ciega, glorificándola como espiritualidad, pagaremos eternamente con el oscurecimiento de la mente’’Gandhi.

El político debe conocer las cosas del alma, por lo que debe hacer un estudio de la misma. Debe poseer un conjunto de virtudes intelectuales y morales, siempre y cuando sean dignas de alabanza. Una de sus principales virtudes morales debe ser la moderación.

El político sólo puede alcanzar la virtud moral por medio del hábito, es decir, ejerciendo justicia.

Los legisladores sólo hacen virtuosos a los ciudadanos habituándolos a serlo. Los que no desempeñan como deben esta tarea, faltan al objeto que proponen, y esta es precisamente la diferencia que separa un gobierno bueno de uno malo.

Es preciso obrar conforme a la recta razón.

La democracia establece que la función principal del político es trabajar para el pueblo, que somos nosotros, y no al revés; si esta idea no fuera llevada a cabo estaríamos renegando de la democracia, haciendo caso omiso del derecho y corrompiendo la justicia.

Nos vemos constantemente bombardeados por los medios de comunicación y publicidad, así como la clase política, que intentan ‘’meternos en la cabeza’’ la idea de que vivimos en una sociedad totalmente justa, democrática e igualitaria.

La pregunta más importante no es si realmente vivimos en democracia, sino ¿qué podemos hacer para cambiarlo?

 

 

 

FILÓSOFOS

 

 

AMARTYA SEN:

 

 

 

Economista y filósofo indio; ganador del Premio Nobel de Economía en 1998.

Su libro ‘’La Idea de la Justicia’’ está considerado como una de sus contribuciones más importantes a la filosofía contemporánea; se le puede catalogar de carácter ‘’activista’’.

Relevante es las áreas del derecho, la economía, y la política.

En el corazón de su argumento se encuentra la insistencia del papel  de la razón pública, argumentando que esto puede hacer las sociedades menos injustas.

EL horizonte filosófico de sus interrogantes no anula el carácter técnico de sus respuestas. Reivindica aproximación matemática de la elección racional que permite medir y comparar proceso deliberativo de la democracia.

 

-Tagore (Calcuta, 7/5/1861-Santiniketan, 7/8/1941)

Poeta, artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones.

Figura tutelar de Amartya Sen.

Premiado con el Premio Nobel de Literatura (1913); fue el primer laureado no europeo en obtener este aclamado reconocimiento.

 

ARISTÓTELES:

 

 

 

Filósofo griego, nacido en el año 384 a.C.

Su obra ‘’Moral a Nicómaco’’, es uno de los pilares de la filosofía occidental.

Compuesto por 10 libros, analiza la influencia de la inteligencia y la moral, en la felicidad.

En el libro que me he estudiado (el primero), se centra principalmente en las diferentes virtudes existentes, y la relación que tienen con la política, así como con la justicia.

 

 

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: